Feeds:
Entradas
Comentarios

  

El domingo una abrumadora mayoría de griegos rechazó las exigencias de la “Troika” del Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea, que pedían más ajuste fiscal para la extensión de un programa de ayuda financiera.

Exactamente un 61% de ellos votaron “No” en el referendo.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, aclaró que no era una votación contra Europa.

Aunque varios líderes europeos habían advertido que votar “No” podría significar una salida de la eurozona.

Entonces, ¿qué es lo que vendrá después del “No”?

Los griegos esperan el desenlace.

Escenario 1: Grecia sale de la eurozona

Es, según muchos, la opción más probable. Y ello a pesar de que Tsipras fue firme al decir que el resultado no tiene que ver con una voluntad de ruptura con Europa.

“Fue una decisión que refuerza nuestro poder de negociación para alcanzar un acuerdo viable”, añadió el primer ministro.

¿Terminará saliendo del euro?

Sin embargo, muchas de sus contrapartes en Europa lo consideran el fin del camino.

Los ministros alemanes, así como los líderes de Italia y Francia, veían el referendo como una votación para decidir si quedarse o salir del euro.

En ese sentido, el vicecanciller de Alemania, Sigmar Gabriel, dijo en la noche de este domingo que el primer ministro griego había “derribado los últimos puentes, a través de los cuales Europa y Grecia podían transitar para alcanzar un compromiso”.

Asimismo, el presidente del eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem dijo que está ahora en manos de Grecia llegar “a las difíciles medidas y reformas” necesarias para salir adelante.

Y la primera ministra de Polonia, Eva Kopacz, se sumó a los comentarios diciendo que tendrá ahora lugar “una nueva etapa, con (Atenas) dejando la zona euro”.

Este lunes se reúne el consejo de gobierno del Banco Central Europeo.

Pero antes de que nada eso ocurra, tendrán lugar varias reuniones.

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo se reunirá este lunes. También lo harán los líderes de la eurozona, mientras que los ministros de Finanzas se encontrarán el martes.

Escenario 2: los bancos griegos colapsan

Sobre cualquier posible acuerdo político pesa el estado de los bancos, cerrados desde el 29 de junio, cuando el Banco Central Europeo les congeló las líneas de crédito.

El gobierno griego prometió que si ganaba el “No” en el referendo esto incitaría a los bancos a volver a abrir este martes.

Pero para reabrir necesitan recapitalizarse. Y para ello hay dos opciones: con dinero público europeo o dinero público griego.

Sin embargo, parece improbable que el Banco Central Europeo decida este lunes aumentar la Asistencia de Liquidez de Emergencia.

Los bancos disponen de menos de 1.000 millones de euros en efectivo, según su patronal.

Y en un principio esto podría suponer el fin del sistema bancario griego, ya que según su patronal dispone de menos de 1.000 millones de euros en efectivo, a pesar del corralito de la última semana, con 60 euros por persona como límite diario.

En ese sentido, el ministro de Economía griego, Giorgios Stathakis, explicó a la BBC que aunque el BCE siga manteniendo la línea de crédito congelada, con las restricciones actuales se podría evitar el colapso hasta el viernes.

Eso sí, si la cierra por completo entonces los bancos se verían “en una situación desesperada”.

Así que una potencial opción sería que los bancos abrieran con una moneda paralela, antes de reactivar la antigua moneda griega, el dracma.

Aunque también puede que este posible escenario haga recapacitar a la Unión Europea y decida recapitalizar el sistema bancario griego, rescatarlo.

De momento, ya hay quien se opone a ello. “El rechazo de Grecia a las reformas no puede significar que obtengan el dinero con más facilidad”, escribió el ministro de Finanzas de Eslovaquia, Peter Kazimir, en la red social Twitter.

Y el mayor acreedor de Grecia, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), financiado por los miembros de la zona euro y creado en 2010 para hacer frente a la crisis de deuda soberana europea, ya amenazó con reclamar los más de 130.000 millones de euros (unos US$143.000 millones) que le debe el gobierno de Atenas.

Sin embargo, en una entrevista exclusiva con la BBC, el ministro de Economía griego, Giorgos Stathakis, adelantó que el plan del gobierno para salvar a los bancos pasa por que el Banco Central Europeo los mantenga vivos durante 10 días.

Eso le daría tiempo para avanzar en la negociación con sus acreedores, los gobiernos de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional.

El mejor de los casos sería que el BCE decidiera proporcionar 3.000 millones de euros más de Asistencia de Liquidez de Emergencia hoy.

Escenario 3: Europa y Grecia llegan a un acuerdo

En una entrevista ofrecida al diario español El Mundo antes de saberse el resultado del referendo y de presentar su renuncia, el ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, insistía en que ganara la opción que ganara este lunes habría un acuerdo.

“Si gana el no Tsipras viajará el lunes a Bruselas y logrará un acuerdo mejor, y al día siguiente, el martes, los bancos griegos volverán a abrir sus puertas”, declaraba.

Y es que, aunque por el momento parezca improbable, el primer ministro griego dejó servido el marco para un acuerdo.

  
Además, las reformas que acordó días antes del referéndum no estaban muy lejos de lo que la eurozona y los acreedores le exigen a Grecia.
Lo que Tsipras había pedido era una prórroga para evitar el impago y tener así tiempo para negociar un tercer rescate o bailout de 29.100 millones de euros (unos US$32.000 millones).

De retomarse las negociaciones, el primer ministro griego contará ahora con un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) publicado tres días antes del referendo.

Éste reconoce que la deuda pública griega, que asciende a 400.000 millones de euros (unos US$441.000 millones), un 180% de su PIB, es “insostenible”.

Así que el gobierno griego pedirá una reducción del 30% de la carga de su deuda, según explicó el ministro de Economía a la BBC.

Pero para que el sistema bancario sea recapitalizado, Grecia necesitaría tener acceso al fondo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM, por sus siglas en inglés), creado en septiembre de 2012 y con una capacidad de préstamo máximo de 500.000 millones de euros (unos US$551.000 millones).

Por ahora todas las opciones están abiertas y ninguna parece indolora.

  
ATHENS — Greek voters on Sunday appeared to have delivered a desperately needed victory for their government in its showdown with European creditors, as early official results from a Sunday referendum showed the country rejecting a bailout offer that officials here had scorned.

With about a third of the vote counted, “no” had won 60 percent — a landslide for the government if that result holds up. 

By evening, thousands of government supporters converged on central Athens’ Syntagma Square to wave Greek flags and celebrate victory.

Greek Prime Minister Alexis Tsipras and others in his radical leftist administration had campaigned vigorously for voters to spurn an offer from creditors that he repeatedly described as “blackmail.” 

He had gambled that the public would back him, giving him the leverage to go back to the bargaining table and win a better deal.
It remains unclear whether the gamble will pay off.

 Although the government avoided what would have been a humiliating defeat, European officials had insisted that a “no” vote would not make them any more likely to give Greece the debt relief and easing of austerity that it seeks.

 They also warned that the country could be ejected from the euro if it voted no.
As the Greek government’s apparent victory became clear Sunday evening, attention shifted to European capitals for signals of whether the continent’s decision-makers would follow through on that threat.

The events leading up to the referendum that could decide Greece’s future in the euro zone.

Greek negotiator Euclid Tsakalotos told a Greek television station that top government officials were prepared to fly to Brussels Sunday evening to meet with their European counterparts and resume talks. 

He set a deadline of July 20 for reaching a deal – the date when Greece’s next set of loans comes due.
But far more pressing is the question of whether Europe would continue to prop up Greek banks, which were on life support Sunday night and in desperate need of a fresh injection of cash from the European Central Bank.

The banks were closed all of last week, but continued to dispense a maximum of 60 euros a day per customer.

 Without greater access to cash, they could run out as soon as Monday.
Greek Finance Minister Yanis Varoufakis told CNBC that he believed Greece could achieve a deal within 24 hours in the event of a “no” vote. European officials have scoffed at such claims, insisting that any deal will only come through long and difficult negotiation.

As the result became clear Sunday night, Greek opposition leaders acknowledged that the government had won – but also pressured it to sign a deal quickly.
“The Greek people are feeling uneasy. They are scared, but they gave the government the leeway it asked for,” said Vangelis Meimarakis, a former parliament speaker who is a member of the opposition New Democracy Party.

Meimarakis said the opposition will give the government 48 hours to seal a deal with its European creditors, in line with a promise that Greek Prime Minister Alexis Tsipras made last week. “If there is no agreement within 48 hours, we will reply to them harshly on Wednesday,” he said.

Greece’s radical leftist government came to power just over five months ago with a promise to deliver a new deal for a country that has been brought to its knees by its sky-high debt and the strict austerity prescribed to reduce it.
But it ran into a wall of opposition from European creditors, who have resisted granting Greece the debt forgiveness it has sought.
Despite widespread confusion in the days leading up to the Sunday vote, balloting in this Mediterranean nation of 11 million proceeded smoothly under cloudless blue skies, with few reports of trouble or irregularities.

Interior Minister Nikos Voutsis said turnout was “over 50 percent,” well above the 40 percent minimum threshold to make the referendum valid.
Airlines had scheduled extra flights in recent days to bring expatriate Greeks back to their country.

 Many within Greece were on the road Sunday, driving from the big cities to the home towns where they’re registered.
The wording of the ballot question was virtually impenetrable:
“

Should the proposal that was submitted by the European Commission, the European Central Bank, and the International Monetary Fund at the Eurogroup of 25 June 2015, which consists of two parts that together constitute their comprehensive proposal, be accepted? The first document is titled ‘Reforms for the completion of the Current Programme and beyond’ and the second ‘Preliminary Debt Sustainability Analysis.”

But that did not stop Greeks from campaigning passionately on either side, with tens of thousands attending dueling rallies Friday night in Athens.
On Sunday, divisions ran deep in Athens’s Exarcheia neighborhood, a graffiti-covered area that has long been a bastion of left-wing activism.

 People on both sides of the debate said they worried that cleavages opened in the last week would take a long time to heal.
“The separation of the people, that’s what I’m worried about,” said Katerina Liapi, 34, a psychologist who planned to vote in favor of Europe’s austerity demands because she feared Greece would be expelled from the European Union if it doesn’t.
“

In close friendships we used to be able to agree to disagree,” she said. “But now it has a real effect on our everyday life.”
But those who were voting to reject the demands said they had little to lose after five years of economic pain that rival the Great Depression in scale.
“It can’t get any worse than it is now,” said Nikos Moullos, 40, an artist. “

This will give us a better chance for negotiations.”
Other Greeks despaired that the country is facing an impossible choice, with no reasonable hope that conditions will improve.
Roumpini Terzaki founded a charity, Kid and Family, to help impoverished Greeks in 2009, just as the economy was deteriorating.

 Then it served 200 families. Today it helps 5,000, including migrants who fled war and poverty in the Middle East or Africa only to end up marooned in Greece.
In the past week, Terzaki said her organization has faced shortages of food and medicine for the first time in its history.
“People are going hungry. 

It’s like an earthquake everywhere,” she said. “If we have a ‘no’ on Monday or a ‘yes’ on Monday, the situation will be exactly the same.”

   

Candidate Hillary Clinton speaks at an organizing event at a private home in Glen, New Hampshire.

(CNN)Democratic presidential candidate Hillary Clinton unleashed some of the strongest words to date about China’s hacking of U.S. computers.

China is “trying to hack into everything that doesn’t move” in the United States, Clinton said, accusing the Chinese of stealing information from both businesses and government agencies.
China is suspected of the recent theft of the personal data of about 18 million current, former and prospective federal employees who were affected by a cyber breach at the Office of Personnel Management.
Director of National Intelligence James Clapper told an intelligence conference last month that the Chinese are “the leading suspect” in the massive hack of the OPM.
“They’re also trying to hack into everything that doesn’t move in America,” Clinton said at a campaign event in Glen, New Hampshire. “Stealing commercial secrets, blueprints from defense contractors, stealing huge amounts of government information. All looking for an advantage.”
Clinton said America’s response to China’s rise will determine much of the future for the United States and the world.
“I want to see a peaceful rise for China,” Clinton said. “I worked very hard on that as secretary of state, I will continue to do so. But we also have to be fully vigilant that China’s military is growing very quickly and they are establishing military installations that again threaten countries we have treaties with, like the Philippines, because they are building on contested property.”
Clinton was referring to China’s building of manmade islands in disputed waters.

  
El periodismo avanza entre tumbas en México. Las últimas son las de Filadelfo Sánchez Sarmiento y Juan Mendoza Delgado. Al primero le esperaron a la salida de la redacción, al otro lo secuestraron en su coche. Un tiro y un atropello. 

Sus muertes, ocurridas en menos de una semana y en dos Estados cargados de crímenes contra la libertad de expresión, vuelven a poner a México frente al espejo de la terrible inseguridad que sufren los periodistas. Sólo en Veracruz y Oaxaca, donde se registraron los dos últimos casos, han matado a siete informadores desde 2014, casi la mitad que en todo el país. No hay parangón en América.

MÁS INFORMACIÓN

Asesinado un periodista de radio en Oaxaca

El Gobierno de México reconoce 102 periodistas asesinados desde el año 2000

Asesinado otro periodista en México en una quincena con un centenar de muertos

Donde la noticia vale una vida

Filadelfo Sánchez Sarmiento dirigía la estación de radio La Favorita, en el municipio de Miahuatlán, en Oaxaca. El jueves, al salir de la emisora, fue sorprendido por dos sicarios. Siete balazos acabaron con su vida. Tanto la autoría como la causa permanecían ayer en la oscuridad. 

Pero Sánchez Sarmiento, el locutor estrella de La Voz de la Sierra Sur, había recibido, como sus compañeros, amenazas de muerte de poderes locales y el narco. El mismo monstruo oscuro que el pasado 2 de mayo secuestró, torturó y mató de cuatro tiros en la nuca al conocido locutor oaxaqueño Armando Saldaña Morales.

La última vez que se vio con vida a Juan Mendoza Delgado fue el martes pasado en la localidad veracruzana de Medellín Bravo. El periodista, que dirigía un modesto portal de noticias locales llamado Escribiendo la verdad, se dirigía a cumplir su turno de taxista, trabajo que compatibilizaba con sus tareas informativas. El jueves por la tarde su cadáver fue hallado con signos de violencia. Supuestamente lo habían matado pasándole un coche encima. Su muerte fue considerada un asesinato por la organización de defensa de la libertad de expresión Article 19.
El crimen de Mendoza Delgado trajo a la memoria el reciente caso de Moisés Sánchez Crespo, el editor del pequeño semanario comunitario La Unión, en el mismo municipio.
También trabajaba como taxista y también denunciaba los supuestos abusos en la localidad. El pasado 2 de enero, nueve hombres armados y encapuchados irrumpieron en su casa. Delante de su mujer y sus hijos, le arrebataron el ordenador, la cámara de fotos y el teléfono móvil. Después, se lo llevaron. 
Ese mismo día fue degollado. La orden supuestamente había partido del jefe de la Policía Local y escolta del alcalde, principal sospechoso. A diferencia de otros casos, destinados al olvido, este desató una fuerte ola de solidaridad. 

La impunidad con que se perpetró el asesinato, pero sobre todo la macabra suma de casos en Veracruz, ante la indiferencia de las autoridades del Estado, gobernado por el polémico Javier Duarte, que intentó restar importancia al crimen alegando que era un taxista, detonaron una ola de protestas que culminaron con una durísima carta abierta de 300 intelectuales y 20 organizaciones y la decisión de los directores del encuentro cultural Hay Festival de cancelar su edición en Xalapa, capital de Veracruz. 

La policía resguarda el cuerpo sin vida de Filadelfo Sánchez. / EFE

Las dos nuevas muertes vuelven a confirmar lo que es un diagnóstico bien conocido. México, con 86 asesinatos desde 2000, es uno de los países más peligrosos del mundo para ser periodista. Y Oaxaca y Veracruz, sus puntos negros. 

“Esta ola de muertes es fruto de la impunidad. Hay actores políticos y criminales que aún ven la eliminación de periodistas como una solución a sus problemas, y se sienten con licencia para hacerlo. Lo demuestra que en Veracruz y Oaxaca hayan muerto más de la mitad de los periodistas asesinados desde 2014”, señaló Javier Garza, experto del proyecto Periodistas en Riesgo, de Freedom House.

Las víctimas escogidas por el narco o las autoridades suelen ser informadores modestos. Periodistas rebeldes de medios pequeños y sin capacidad de defensa. En la mayoría de los casos, según Garza, las muertes vienen precedidas del secuestro y la consiguiente tortura. Y las investigaciones pocas veces culminan en la detención de los verdaderos culpables. 
En estas condiciones, el ejercicio de la libertad de expresión se convierte en muchas zonas de México, como Tamaulipas o Veracruz, en una ficción. Y los propios diarios evitan las informaciones vinculadas al narco. A la muerte, el linchamiento o simplemente la amenaza, le sigue la autocensura. Es la ley del silencio. Y quien la rompe, paga. Las muertes de Filadelfo Sánchez Sarmiento y Juan Mendoza Delgado lo recuerdan.

  
El cuidado de tu smartphone es importante para que puedas disfrutarlo el máximo tiempo posible: no solo hay que tener cuidado protegiéndolo ante golpes, también hay que saber tratarlo bien en otros aspectos.

Uno de los peores enemigos de los componentes físicos de un smartphone es un cambio de temperatura muy brusco, ya que los componentes internos pueden resultar afectados. El cambio de temperatura puede venir desde el exterior, pero también desde los propios componentes. Te vamos a explicar una serie de detalles a tener en cuenta para controlar en todo momento estos niveles de calor perjudiciales.
Ten cuidado con las carcasas metálicas
Si tu smartphone es un dispositivo que cuenta con un diseño externo basado en una carcasa metálica, es muy importante que no lo expongas de forma directa al sol durante largos periodos de tiempo. El metal transmite mucho mejor el calor que otros materiales y tu smartphone tardará mucho menos tiempo en sobrecalentarse.
No lo mantengas conectado a la corriente
Una vez que hayas cargado tu smartphone, desconéctalo para usarlo. Las baterías actuales están preparadas para aguantar una “sobrecarga”, pero esta práctica en exceso puede crear pequeños cortocircuitos que calienten el terminal. También aumentará la temperatura si lo usamos mientras aún se está cargando. Evita realizar esta acción si no es imprescindible.
Desactiva funciones que realmente no necesitas
Normalmente, cuando estamos en casa usamos la conexión WiFi del smartphone constantemente, cuando llegamos al coche activamos el Bluetooth con la radio del mismo o el GPS para los mapas, pero, ¿y en otros momentos? ¿Necesitamos estas funciones activadas? Si la respuesta es no, deberías desactivar funciones que no necesites, ya que, además de consumir menos batería, también calentaremos menos el dispositivo.
Cuidado con las apps en segundo plano
Normalmente usamos decenas de apps al día: redes sociales, navegador web, correo, galería de imágenes, cámara, juegos, etc. Recuerda cerrar completamente cada aplicación tras usarla. Mantenerla en un segundo plano es una forma ideal de incrementar la temperatura del dispositivo sin darnos cuenta.
Modera el uso de aplicaciones exigentes
En ciertas ocasiones disfrutamos de un buen rato de ocio gracias a partidas a los últimos juegos del mercado o del uso de aplicaciones con un gran uso de gráficos y potencia. Intenta moderar el uso de estas aplicaciones, sobre todo si tu smartphone no se adapta a la potencia recomendada por los creadores de las apps. El uso masivo de la CPU, la GPU (el chip encargado de los gráficos) y la memoria RAM de tu smartphone sobrecalentará en exceso todo el dispositivo.
Intenta usar fundas de buena calidad
Normalmente es útil usar una funda o carcasa para proteger nuestro smartphone ante golpes y caídas fortuitas. El problema llega cuando usamos fundas de escasa calidad en sus materiales o utilizamos aplicaciones que hacen un uso de gráficos o potencia intenso con la funda puesta durante mucho rato. El smartphone, irremediablemente, se sobrecalentará.
Usa apps para controlar la temperatura
Es recomendable, para redondear todas estas precauciones que comentamos, contar con una útil aplicación de monitorización de temperatura instalada en nuestro smartphone. Podemos usar, por ejemplo, Cpu Temperature, que es muy fácil de usar y gratuita. Si queremos mantener un control más pormenorizado, aplicaciones como Cooler Master nos permitirán reducir automáticamente la temperatura manteniendo a raya las aplicaciones y funciones que le hagan excederla sin que nos percatemos.

  
La directora general del FMI, Christine Lagarde, el presidente del Banco Central Europe Mario Draghi y el de la Comisión Europea Jean Claude Juncker durante una reunión de ministros de la Unión Europea en 2012. .

La directora general del FMI, Christine Lagarde, el presidente del Banco Central Europe Mario Draghi (centro) y el de la Comisión Europea Jean Claude Juncker (de pie, derecha).

Muchos acostumbran reducir las disputas generadas por la crisis griega como un problema entre Alemania y Grecia. Pero la llamada Troika –integrada por el Fondo Monetario Internacional, Comisión Europea y Banco Central de Europa– también juega un rol determinante.

Para el primer ministro Alexis Tsipras y su coalición, son parte crucial del problema por su “intransigencia”. Y ciertamente no hay acuerdo posible sin su visto bueno.

Vea toda nuestra cobertura sobre la crisis griega

Además, por momentos, el distanciamiento entre ambos campos parece trascender las diferencias técnicas para hundirse en el resbaloso terreno de la animadversión personal, con acusaciones mutuas de mala fe, extorsión y chantaje.

En el centro de esta colorida pirotecnia verbal se encuentran la directora general del FMI Christine Lagarde, el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi y el de la Comisión Europea Jean Claude Juncker.

BBC Mundo les presenta un pefil de las tres cabezas de la Troika.

Christine Lagarde

Según el ranking de Forbes, Christine Lagarde es la sexta mujer más poderosa del mundo.

En 2010 se convirtió en la primera mujer en dirigir el FMI luego de la caída en desgracia por un escándalo sexual de su predecesor, Dominque Strauss-Kahn.

Bilingue, vegetariana, abstemia, integrante juvenil del equipo nacional francés de natación, siempre elegantísima, Lagarde se ha acostumbrado a ser la primera mujer en alcanzar ciertas posiciones.

En 2007 se convirtió en la primera mujer del G7 nombrada como ministra de economía.

En 2010 se convirtió en la primera mujer en dirigir el FMI, luego de la caída en desgracia por un escándalo sexual de su predecesor, Dominque Strauss-Kahn.

Pero Lagarde tampoco ha escapado la polémica.

La justicia francesa la investiga por “negligencia” en el caso de Bernard Tapie –el famoso empresario galo expresidente del Olympique de Marsella– y su litigio con Credit Lyonais a raíz de la venta de Adidas en los 90.

Este año la justicia francesa devolvió el caso a su punto cero, al anular el arbitraje ordenado por Lagarde en 2008 que otorgó a Tapie una indemnización de más de 400 millones de euros.

Entre los puntos oscuros del caso se encuentra la contribución financiera que Tapie hizo para la campaña de Nicholas Sarkozy, quien nombró a Lagarde como ministra de economía.

Pero ella niega los cargos.

Como directora del FMI, Lagarde generó un considerable revuelo al declarar al periódico británico “The Guardian” que los griegos eran responsables de sus problemas por “no pagar sus impuestos”.

Para el primer ministro griego Alexis Tsipras “La troika” es parte crucial del problema por su “intransigencia”, pero no hay acuerdo sin su visto bueno.

Lagarde se rectificó en su cuenta de Facebook, aclarando que simpatizaba con el “sufrimiento de los griegos”, pero no pudo evitar que entre las miles de respuestas de condena le recordaran que como directora del FMI ganaba $US468 mil anuales, libres de impuestos.

Este 11 de junio el FMI fue el primero en patear el tablero cuando sorpresivamente se retiró de la mesa de negociaciones con Grecia acusando al gobierno de Tsipras de intransigencia en torno a la reforma del mercado laboral y de las jubilaciones.

Esta negociación será decisiva en el futuro político de Lagarde cuyo mandato como directora del FMI expira en 2016.

Tanto su reelección como la posibilidad de volver a la arena política francesa dependerán en gran medida de que el actual impasse no termine en una salida de Grecia y, peor aún, una implosión de la eurozona.

A mediados de 2012 la eurozona estaba en llamas y muchos predecían que tras el rescate de Grecia, Portugal y la República de Irlanda vendría inevitablemente el de los pesos pesados, Italia y España, y, con ello, una implosión del euro.

Economista y banquero, Draghi estuvo al frente del polémico Banco de Inversiones Goldman Sachs entre 2002 y 2005.

En medio de una especulación febril que envió a la estratósfera el riesgo país y las tasas de interés de las dos naciones, intervino el presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi con una escueta frase que puso paños fríos a la crisis.

“El Banco Central Europeo va a hacer todo lo que sea necesario para salvar al euro. Y créanme, que será más que suficiente”, dijo.

La tormenta se calmó como por arte de magia y Draghi se ganó el apodo de “Supermario”.

Al igual que Lagarde, “Supermario” fue elegido el año pasado entre los hombres más poderosos del planeta por Forbes.

Economista y banquero, Draghi fue alto funcionario del polémico Banco de Inversiones Goldman Sachs entre 2002 y 2005.

Y en 2002 el banco ayudó a Grecia a maquillar las cuentas fiscales para que “cumplieran” con los requisitos de ingreso a la eurozona, pecado original, según muchos analistas, de la actual crisis.

Draghi negó todo conocimiento del vínculo laboral del banco con Grecia.

Y en medio de tantos problemas económicos, el tema fue olvidado.

Este año “Supermario” lanzó un programa de flexibilización monetaria – emisión electrónica de dinero para aceitar el crédito – a fin de reactivar la alicaída economía de la eurozona.

Entre los críticos muchos señalan que la medida es tardía o contraproducente.

Pero el gran reto es hoy Grecia y cómo evitar que la crisis se contagie al resto de la eurozona.

A fines de junio decidió mantener la línea de financiamiento ELA para bancos de la eurozona con problemas graves de liquidez. Pero no aumentó las partidas, que muchos consideran fundamental para neutralizar una corrida bancaria.

Jean Claude Junker

El actual presidente de la Comisión Europea, brazo ejecutivo de la Unión Europea (UE), fue primer ministro de Luxemburgo entre 1995 y 2013, y ministro de finanzas del minúsculo ducado entre 1989 y 2009.

Entre 2005 y 2013 Juncker fue presidente permanente del grupo de ministros de la Eurozona, reelecto dos veces al cargo.

En los círculos de la UE el políglota Juncker es considerado el perfecto “eurócrata” con una extraordinaria capacidad para llegar a las máximas posiciones de poder y mantenerse allí durante mucho tiempo.

Entre 2005 y 2013 Juncker fue presidente permanente del grupo de ministros de la Eurozona, reelecto dos veces al cargo. Como tal fue uno de los personajes más influyentes en las negociaciones de rescate financiero de Grecia, Irlanda, Portugal, España y Chipre.

Señal de su estilo informal es una foto de mayo pasado, en la que aparece abrazado al primer ministro griego Alexis Tsipras durante una cumbre y mostrándole su corbata, como si se la estuviera ofreciendo de regalo.

La imagen parecía decir que las diferencias con Tsipras se reducían a una cuestión de vestuario: el premier griego jamás usa corbata.

Unas semanas más tarde, Juncker dejó la sonrisa de lado, se olvidó de la corbata y llamó a Tsipras “mentiroso”.

En respuesta, la coalición del primer ministro recordó los LuxLeaks de noviembre de 2014.

Poco antes que asumiera su cargo de presidente de la Comisión Europea, unas 28 mil páginas de documentos de más de mil compañías revelaron que bajo la jefatura de Juncker, el Ducado se convirtió en un paraíso fiscal de primer orden que ayudó a la evasión fiscal de multinacionales que operaban en otros países de la Unión Europea.

El Parlamento Europeo, dominado por partidos centristas afines a Juncker, votó por amplia mayoría en contra de una moción de censura.

Pero la denuncia ha erosionado para sus críticos la credibilidad del presidente de la Comisión Europea en un momento en que le exige responsabilidad fiscal a Grecia y otros miembros.

  
Alwaleed bin Talal 

El príncipe Alwaleed bin Talal ocupa el puesto 34 en la lista de las personas más ricas del mundo de la revista Forbes.

El multimillonario príncipe de Arabia Saudita Alwaleed bin Talal, anunció que donará toda su fortuna, calculada en US$32.000 millones, a organizaciones de caridad.

Alwaleed, de 60 años, está ubicado en el puesto 34 en la lista de las personas más ricas del mundo, elaborada anulamente por la revista Forbes.

Según dijo, su decisión fue inspirada por la Fundación Gates, creada por el fundador del gigante de tecnología Bill Gates y su esposa Melinda, en 1997.

No obstante, muchos sauditas cuestionan sus verdaderas intenciones e incluso se han burlado del príncipe en las redes sociales.

En una rueda de prensa, Alwaleed informó que el dinero será destinado al “entenidimineto cultural, la autonomía de las mujeres y a proporcionar ayuda humanitaria vital”, entre otras cosas.

Gates, por su parte, elogió la decisión, que calificó a su vez como una “fuente de inspiración para todos los que trabajamos en la filantropía en todo el mundo”.

El dinero se destinará a la organización benéfica del príncipe, Alwaleed Philanthropies, a la que ya donó US$3.500 millones.

Dinero vs. poder

Alwaleed bin Talal dice que su decisión fue inspirada por la labor de la Fundación Bill y Melinda Gates.

El príncipe desciende de uno de los fundadores del actual Reino de Arabia Saudita pero de una facción que no está en el gobierno, asi que no tiene posición oficial dentro de este.

“Tiene mucho dinero pero no tiene nada de poder. Esa es una diferencia muy importante en Arabia Saudita”, explica Anees Alqudaihi, del servicio árabe de la BBC, quien ha entrevistado al príncipe en varias ocasiones.

Alwaleed bin Talal empezó su fortuna en el mercado inmobiliario y luego con inversiones como accionista mayoritario en corporaciones como Citigroup, servicios de hotelería como Four Seasons y Fairmont y Raffles, también en empresas mediáticas como News Corp de Rupert Murdoch, y compañías tecnológicas como Twitter y Apple.

Todo esta cartera de alto perfil es manejada por la firma de inversión Kingdom Holding Company, la cual preside y en la que controla 95% de las acciones.

De ahí proceden algunas de las dudas en cuanto a su fortuna total y cuánta de esta estaría donando, indica Anees Alqudaihi.

La donación que hará el príncipe hace parte de su riqueza personal.

El príncipe es accionista mayoritario en la cadena de hoteles Four Seasons.

Pero luego añadió en un comunicado que “esto es en gran medida independiente de mi propiedad en Kingdom Holding”.

“El grueso de sus ingresos es lo que va a donar, mas no sus bienes”, señala el periodista del servico árabe de la BBC.

La firma Kingdom Holding cotiza en la bolsa así que no puede donarla.

“Cuando lo conocí me di cuenta de que era un hombre muy involucrado en sus negocios, al tanto de cada detalles y controlador”, dice Alqudaihi.

“No creo que él sea el tipo de persona que le entregue todo su negocio a causas benéficas”.

“Parte intrínseca de la fe islámica”

En Arabia Saudita hay muchas dudas sobre sus verdaderas intenciones.

Según Anees Alqudaihi, en las redes sociales se han hecho muchas bromas y alusiones en el sentido de que posiblemente está evitando pagar impuestos o tratando de proteger su riqueza de algún proceso fiscal.

También que está en mal estado de salud, pero Alwaleed bin Talal aseguró que no sufre quebrantos.

“La filantropía es una responsabilidad personal,en la que me embarqué hace más de tres décadas y es parte intrínseca de mi fe islámica”, aseguró en su declaración.

El dinero que donará el príncipe hace parte de su fortuna personal.

Dijo que espera que el regalo sirva para “ayudar a construir puentes que fomenten el entendimiento cultural, desarrollar comunidades, empoderar a las mujeres, apoyar a los jóvenes, proporcionar ayuda humanitaria vital y crear un mundo más tolerante”.

Empoderamiento

En una sociedad tan conservadora como Arabia Saudita donde las mujeres están social e institucionalmente subyugadas, el empoderamiento femenino llama la atención.

El periodista Alqudaihi señala que, hasta cierto punto, el príncipe Alwaleed se destacó en ese aspecto.

Su esposa siempre tuvo una vida pública muy activa y siempre estuvo a su lado durante los grandes eventos en los que participaba el príncipe.

Además, Alwaleed es un gran empleador de mujeres, en su séquito incluye varias jóvenes atractivas, dice el periodista del servicio árabe de la BBC, pero lo acusan de fomentar sólo el “lado superficial del empoderamiento de las mujeres”.

Es probable que su postura sea más para contrariar a la conservadora familia real, no sólo con el tema de las mujeres sino con el anuncio de grandes donaciones.

Según Anees Alqudaihi, no está bien visto mostrarse públicamente más generoso que la familia real.

El anuncio del príncipe Alwaleed ocurrió durante el mes sagrado del Ramadán, cuando los musulmanes son animados a hacer donaciones y ayudar a los necesitados.

El príncipe dice que la donación se llevará a cabo durante varios años y que será supervisada por una junta directiva, que él dirigirá.

Durante la conferencia de prensa en la que explicó su decisión, el príncipe Alwaleed estuvo acompañado de dos de sus hijos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 523 seguidores